¿MÉDICO GENERAL O MÉDICO ESPECIALISTA?


En algún momento de nuestra vida, todos, a la primera señal de un resfriado, dolor abdominal o quizá un dolor de cabeza, hemos recurrido, inicialmente a los remedios caseros. Recetas infalibles que van pasando de generación en generación y que, sin duda, tiene su sustento basado en la tradición y las distintas creencias.

El siguiente paso, si la dolencia permanece, es la visita al médico de confianza, quien como doctor general, en la mayoría de los casos, tiene el suficiente conocimiento para tratar su dolencia directamente, por lo que este primer paso no solo es necesario sino que te permitirá tener una guía dependiendo de la gravedad de tu estado de salud para conocer qué hacer en este primer escenario.

¿Con la visita al médico general ya puedo estar tranquilo?

Si bien el médico general podrá recomendarte un tratamiento idóneo en caso de alguna dolencia o enfermedad leve. Si se llegase a identificar o tener sospecha de alguna enfermedad o irregularidad en tu salud de la que se requiere un estudio más detallado, el médico general te dirigirá hacia un especialista para tratarte de manera más profunda.

¿A qué especialista acudir sí?

Dolor de garganta:

En este caso el especialista idóneo es el  Otorrinolaringólogo quien se especializa en oídos, nariz y garganta. Es importante considerar la visita al especialista sobre todo si existe dificultad y dolor al tragar, fiebre o si existen ganglios inflamados en la zona del cuello.

Dolor articular en manos:

El profesional para este tipo de dolencias es el Reumatólogo, él se encarga de diagnosticar y tratar enfermedades reumáticas y auto inmunes de tendones, ligamentos, huesos y articulaciones. Si presentas dolor no únicamente al realizar movimientos sino incluso en reposo, es una de las señales para visitar a tu especialista.

Ardor en el estómago (Gastritis):

Los problemas gástricos deben ser tratados y diagnosticados por un gastroenterólogo, este profesional, especializado en el sistema digestivo, te guiará en el proceso de encontrar la causa de tu dolor, existen exámenes médicos como la endoscopía, colonoscopía, entre otros que deben ser realizados por un profesional especializado en esta área. Es recomendable visitar a este especialista en caso de molestias permanentes (como el ardor o dolor en el estómago) o que aparecen al comer ciertos alimentos o medicamentos