CUIDADO PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES


3 – 5 años

  • Evitar golosinas cercanas a la hora de comida para que tu niño/a no esté lleno/a y evitar mayormente los snacks a un alimento rico en proteínas y nutrientes.
  • Evitar el exceso de televisión y dispositivos audiovisuales.
  • Visita al odontólogo para un chequeo de tu niño/a.
  • Especial cuidado con los espacios en donde existe concentración de agua y líquidos tóxicos a los que podría tener acceso.
  • Mantener una buena higiene diaria para evitar infecciones o enfermedades de la piel.
  • Seguir el cronograma de vacunación de acuerdo a lo sugerido por el pediatra.

5 – 10 años

  • Controlar el crecimiento y peso.
  • Chequeo con el oftalmólogo para comprobar la agudeza visual.
  • Exploración auditiva para descartar anomalías.
  • Es importante visitar al odontólogo debido a que en esta etapa existe una transición de los dientes de leche a los permanentes.
  • La rutina del sueño es primordial, al igual que una correcta higiene.
  • Realizar ejercicio de manera habitual.
  • Evitar el sedentarismo.

10 – 15 años

  • La alimentación sana y balanceada es vital, ya que es una etapa que demanda mucha energía y el crecimiento es mayor.
  • Controlar el crecimiento y peso.
  • Inicio de la menstruación.
  • Revisión ginecológica.
  • En esta fase las mujeres tienen un mayor desarrollo puberal; el ginecólogo podría realizar exámenes para verificar los niveles de estrógenos y progesterona.
  • Chequeo con el oftalmólogo para comprobar la agudeza visual.
  • Exploración auditiva para descartar anomalías.
  • Revisión con el dermatólogo para verificar estado de la piel.
  • Revisión con el odontólogo.
  • La rutina del sueño es primordial para recobrar energía y por la hormona del crecimiento.
  • Es imprescindible una correcta higiene sobre todo de la parte genital para evitar infecciones.
  • Refuerzo de vacunas y consultar con el ginecólogo acerca de la vacuna para el virus de papiloma humano.
  • Ejercicio habitual.